…DE CUATRO PATAS:"Tremendas ratotas en Mérida". *Tras una persecución policíaca en el Norte de la ciudad, que terminó en el exclusivo fraccionamiento Algarrobos …


*Aparentemente transportaba drogas y armas / 
*Está vinculado al “Cartel de los Beltrán Leyva” y con la mafia “pepinera”, en asociación con el narcotraficante Martín Velázquez Cuevas / 

*Le aseguraron una camioneta / También fue detenida una dama

Detienen a Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez en la entrada de la privada Porto Belo del fraccionamiento Algarrobos, poco antes de que caiga la noche de ayer.
De acuerdo con personas que presenciaron los hechos, el peligroso delincuente, quien tiene parentesco directo con los integrantes del “Cartel de los Beltrán Leyva”, se trasladaba a bordo de una camioneta Ford Explorer Limited, placas ZAR-409-A, de color negro, a la que desde la entrada de la plaza comercial City Center ya le habían marcado el alto varios patrulleros, que durante la persecución se le unieron otras unidades, hasta que llegaron al fraccionamiento Algarrobos, donde el vehículo enfiló a la privada Porto Belo, ubicada sobre la calle 88 entre la 25 y 25-A.
Pero como delante de la Explorer estaba una camioneta cuyo chofer esperaba a que se levante la pluma de la caseta de vigilancia para poder ingresar a la privada, el peligroso delincuente fue alcanzado por las patrullas, en total unas 11 unidades de la Secretaría de Seguridad Pública.
Los agentes policíacos procedieron a revisar la camioneta que manejaba Eduardo Guadalupe, quien celular en mano grababa lo que hacían los policías, hasta que en un momento determinado se le acercaron varios elementos y lo rodearon para luego tratar de inmovilizarlo, pero el individuo opuso resistencia, hasta que finalmente fue sometido, esposado y abordado a una patrulla, pero se necesitó de la intervención de numerosos uniformados.
En eso estaban cuando una dama gritó y le preguntó a Beltrán Gómez qué pasaba, mientras el sujeto le decía a los policías que no tenía nada, aunque ese “nada” al parecer estaba relacionado con un supuesto cargamento de droga y armas.
La camioneta ya había sido asegurada, pero la mujer se subió al vehículo y se negó a descender, por lo que también fue detenida por obstruir la labor policíaca.
Los guardias de seguridad de la privada guardaron total hermetismo con respecto al hecho, al igual que los elementos de la SSP que participaron en el operativo.

Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez está vinculado con el “Cartel de los “Beltrán Leyva”, donde la hacía de sicario, y fichado a nivel nacional por secuestro y extorsión. También está involucrado con la mafia “pepinera” y el narcotraficante Martín Velázquez Cuevas.

Al peligroso delincuente Eduardo Guadalupe están ligados Urbano Sánchez Vázquez, de Morelia, Michoacán; Víctor Manuel Santillánez López, de Hermosillo, Sonora; Jesús Aguilar Alvarez, de Ensenada, Baja California; Jesús Flores Sosa y Marco César Beltrán Zazueta, ambos de Culiacán, Sinaloa. Todos ellos cuentan con larga fila de antecedentes penales y continuamente han entrado y salido de prisión.

Antecedentes
El 29 de junio del 2013 la Secretaría de Seguridad Pública, en conjunto con la Policía Federal Ministerial y el Ministerio Público Federal, implementó sendos operativos en la ciudad de Mérida, Yucatán, que arrojaron como saldo el aseguramiento de un automóvil Chevy con placas YZG-4381, propiedad del Ayuntamiento de Mérida que encabezaba el ex presidente municipal Renán Barrera Concha; la detención de Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez, sicario del “Cartel de los Beltrán Leyva”; y miles de kilos de pepino de mar decomisados, propiedad del narcotraficante Martín Velásquez Cuevas.

El automóvil Chevy que servía a la mafia “pepinera” para diligencias y que gozaba de impunidad para moverse con facilidad entre Mérida y los puertos del Estado por ser un vehículo oficial fue decomisado en un terreno ubicado al Poniente del Anillo Periférico, donde había una bodega en la que se escondían más de una tonelada de pepino de mar, que también fue decomisada por ese entonces por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Por su parte, Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez, fichado a nivel nacional por secuestro y extorsión, tráfico de drogas, etcétera, fue capturado en esas fechas, en un predio de la colonia Chuburná de Hidalgo, donde también se procesaba pepino de mar, todo propiedad del narcotraficante Martín Velásquez Cuevas, quien trajo a Progreso contenedores con tiburones rellenos de cocaína y que actualmente, gracias al impecable trabajo de los Jueces a favor de los delincuentes, goza de la libertad que no le corresponde. 
En este mismo predio se decomisaron decenas de kilos del equinodermo.
En la bodega clandestina los agentes policiacos irrumpieron con una orden de cateo y al realizar una revisión en todo el inmueble hallaron cinco neveras con pepino de mar semicocido y congelado.
Beltrán Gómez, quien tiene parentesco directo con los Beltrán Leyva, fue detenido y trasladado bajo fuertes medidas de seguridad al Ministerio Público Federal. 
La tonelada de pepino de mar, así como los cinco congeladores recién adquiridos, quedaron a disposición de la instancia Federal.
Detenido por secuestro
El 30 de julio de 2011, Beltrán Gómez, en Ensenada, Baja California, junto con otros delincuentes, contactó a Javier Solís Ríos para comprarle un auto, pero al citarlo en el bulevar costero de Ensenada lo privaron de su libertad.
La víctima fue subida a un auto tipo Cherokee, donde lo golpearon y le exigieron una cantidad de dinero no especificada, ya que de no pagar irían contra su familia.

Solís Ríos logró escapar de sus captores al arrojarse de un vehículo en movimiento, a bordo del cual era trasladado a otro punto de la ciudad de Ensenada. 
La víctima de secuestro, como pudo, llegó hasta un domicilio donde pidió auxilio; en cuestión de minutos al lugar llegaron efectivos policíacos y de seguridad, realizando un operativo en el que Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez fue capturado.
En ese entonces, Beltrán Gómez contaba con 31 años, y fue detenido junto con Kinischcano Gallegos Hurtado, de 38; Alfredo Vázquez Hinojosa, alias “Harry Potter”, de 43; y Jesús David Peiro López, de 23.
A pesar de sus múltiples detención, el sicario Eduardo Guadalupe ha lograd evadir la cárcel, tal pareciera que goza de algún tipo de protección que lo ha mantenido en la impunidad.

(Luis Tamayo Mendicuti)/Dahemont…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s